Encarna Espunya

Encarna Espunya

Biografía

Soy profesional de la salud desde hace 40 años, debuté como espinóloga, formando parte de la primera promoción de la escuela Philadelphia Spinal Tutorium (U.S.A.), creada por el entonces innovador quiropráctico el Dr. Reginald Gold. Una vez en España me formé como fisioterapeuta y osteópata, en la Universidad de Valencia (España). Años más tarde fui profesora asociada en el departamento de fisioterapia de esa misma universidad. También fui profesora asociada en la facultad de fisioterapia de la Universidad Cardenal Herrera de Valencia. En el ámbito de la terapia manual tengo más de 20 años de experiencia docente, ya que he formado en las técnicas de la espinología a números profesionales de la salud.Soy autora del libro “Espinología: terapia manual del raquis” y traductora de otro llamado, “Dolor crónico: la clave para tu recuperación”, de la fisioterapeuta británica y líder del abordaje terapéutico SIRPA UK, Georgie Oldfield.
Me he formado en dos de las técnicas que han demostrado ser de una gran eficiencia en la resolución del dolor crónico en ensayos controlados aleatorios que son Terapia de Reprocesamiento del Dolor liderada por Alan Gordon, y la Terapia de Conciencia y Expresión Emocional liderada por el Dr. Howard Schubiner entre otros. Me he formado también en la PNEI (Psico-Neuro-Endocrino-Inmunología) en el curso virtual de la Fundación Salud (Argentina), dirigido por el Dr. Daniel Cardinali, y liderado por Stella Maris Marusso.

En otros ámbitos aparentemente diferentes, pero que también suman a mi experiencia profesional y humana, está mi formación en el post-grado en fisioterapia pediátrica en la Universidad de Valencia (España) y mi activa participación como asesora y docente de manera voluntaria en ONG’s en el ámbito de la discapacidad, tanto en Valencia (España) como en Santiago del Estero (Argentina).

Lo más interesante de todo esto es que en el año 2013 mi vida cambió, ya que, hasta ese año, sufría dolores musculo-esqueléticos y otros síntomas que me acompañaban desde que tengo memoria. Tenía además artrosis en las manos, lo que convertía mi trabajo como fisioterapeuta y terapeuta manual en un verdadero suplicio. Sentía dolor diariamente y haciendo, además, lo que más disfrutaba; pero había aprendido a vivir con ello, ya que el dolor, según me habían diagnosticado, era “crónico” y había asociado crónico a incurable, como hacemos muy a menudo equivocadamente.

Ese año la serendipia hizo que encontrara dos libros que cambiaron mi vida profesional y personal. Uno fue “Libérese del dolor de espalda” del Dr. John Sarno, y el otro “El laboratorio del alma” de Stella Maris Maruso. Ambos despertaron algo en mi que a día de hoy continúa. Comencé un proceso que me ha permitido revertir los dolores y otros síntomas que tenía, y a la par inicié mi formación y capacitación en los tratamientos de vanguardia para el dolor crónico, y de lo que ahora se conoce por afecciones psicofisiológicas, afecciones funcionales crónicas y enfermedades sin explicación médica.
Formo parte de la Stress Illness Recovery Practitioners’ Association (SIRPA) en el Reino Unido, donde me capacité en su abordaje terapéutico. Fue esta asociación quien, en el año 2015, convocó la “London Inaugural Conference in Chronic Pain” donde tuve la ocasión de conocer a los doctores David Hanscom, David Clark, y Howard Schubiner, a quienes considero mis mentores, y con los que continúo aprendiendo en la PPDA (Pschycophysiologic Disordesrs Association) en U.S.A., de la que también formo parte.
A la sazón tuve la oportunidad en mi propia universidad, la de Valencia (España), de asistir a diversos seminarios, talleres y congresos de actualización en neurociencia del dolor que se realizaron en el ámbito de la “Pain Neurociencie Education” (Educación en Neurociencias del Dolor) con profesores de la talla del Dr. Lorimer Moseley, entre otros. Fue en ese ámbito donde conocí al neurólogo Arturo Goicoechea, con el que realicé varías capacitaciones: una en el tratamiento de la migraña y otra en el tratamiento del dolor y el movimiento. Aquí también conocí la labor de investigación y divulgación de la S.E.F.I.D. (Sociedad Española de Fisioterapia y Dolor), de la que también soy miembro.
Todo ello ha dado como resultado el abordaje que ahora lidero: la Terapia Reversión del Dolor, gracias a la cual he podido, por un lado, liberarme de mis propios dolores y afecciones crónicas, y ya no temerles más. Y, por otro lado, sentir la enorme satisfacción que proporciona dar solución definitiva a los dolores crónicos y afecciones funcionales crónicas que otros padecen. En la actualidad brindo tratamiento personalizado por vía online en toda la comunidad de habla hispana, e imparto cursos de capacitación profesional en la Terapia Reversión del Dolor a la que considero como la “jalea real” de toda mi experiencia personal y profesional en el ámbito del dolor crónico, contando además con una sólida base científica gracias a dos de los pilares fundamentales que la componen, como son la Terapia de Reprocesamiento del Dolor, y la Terapia de Conciencia y Expresión Emocional.