¿Qué es el Desorden Psicofisiológico? (PPD PshychoPhysiologic Disorder)

El Desorden psicofisiológico es un término clínico al que se le conoce también como   síntomas mente -cuerpo.  Hace referencia a los síntomas causados por vías neuronales aprendidas, que se desarrollan en el cerebro, como respuesta al estrés fisiológico, al trauma y las emociones. Estos síntomas cuerpo-mente pueden afectar a casi cualquier estructura, órgano, sistema, o región del cuerpo.

Consiste en dolor de tipo crónico o persistente, y otros síntomas que no tienen su causa en enfermedades orgánicas o anomalías estructurales. Si no que son producidos por circuitos neuronales en el cerebro que activan la respuesta de lucha o huida, a la que también se le llama la respuesta del estrés, y como consecuencia producen síntomas y experiencias dolorosas que son muy reales.

Todos nosotros hemos vivido en alguna ocasión un trastorno psicofisiológico en su forma más banal, cuando por ejemplo al sentir vergüenza nos hemos enrojecido, ruborizado.  O al sentir tensión por una prueba o examen, o una mala noticia, hemos notado como un nudo en el estomago, esto muestra como percepciones emocionales, o sea algo del orden psíquico, se manifiesta en el cuerpo. Al revés también puede ocurrir, que algo del cuerpo, como cambiar la bioquímica cuando bebemos alcohol, convierte a una persona vergonzosa en una desvergonzada. En este caso algo físico da una respuesta emocional.

En el caso del Desorden Psicofisiológico estamos hablando de vías neuronales aprendidas que producen cambios en el cerebro, que se observan claramente en una resonancia magnética funcional, lo que significa que los síntomas resultantes se generan en el cerebro y no «en su cabeza».

Los síntomas son muy reales y pueden ser crónicos y debilitantes, pero la buena noticia es que también son benignos y curables. Y de como revertirlos es de lo que va este abordaje que se expone aquí.

Afecciones como la fibromialgia, la migraña, el colón irritable, la fatiga crónica y los síndromes de dolor pélvico, son solo algunas de las afecciones de dolor crónico muy reales que se pueden diagnosticar como Desorden o trastorno psicofisiológico. Es sorprendente la cantidad de síntomas diferentes que en realidad son trastornos psicofisiológicos y que se catalogan a veces como síntomas sin explicación médica

Después de años de investigación clínica, tenemos evidencia de que muchos de estos síntomas (que antes se pensaba que eran incurables) pueden aliviarse e incluso curarse completamente sin cirugía, fisioterapia o medicamentos. Con este abordaje basado en la evidencia científica tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, las personas pueden lograr un alivio del dolor crónico y de sus síntomas.